COPA BURDEOS

Es una copa más estilizada, con un tallo mayor para conservar la menor temperatura a la que se sirven estos vinos, un poco más pequeña, fantástica para percibir los aromas y aireación, su embocadura es mayor y permite descubrir todos los aromas de una manera limpia.

Sin lugar a dudas esta copa es la del vino blanco porque ensalza los aromas a frutas sin que la aspereza de los taninos lo empañe.